Lucha contra el machismo: esperanza para familiares de víctimas de feminicidio en Chile – Noticias

Contenido

Los asesinatos de género conocidos como feminicidio no sólo destruyen la vida de las mujeres. Los niños que repentinamente quedan huérfanos a menudo se quedan atrás. Se les debería dar más apoyo. Chile muestra cómo es: el país sudamericano va por su propio camino con una nueva ley.

El feminicidio, el asesinato selectivo de mujeres en función de su género, es una forma grave de violencia contra las mujeres. Las mujeres suelen ser asesinadas por sus parejas o maridos, dentro de las cuatro paredes de su hogar. Puede suceder en cualquier lugar, pero una de las zonas del mundo más afectadas es América Latina. Allí mueren cada día 12 mujeres a causa del feminicidio, lo que equivale a unas 4.400 mujeres al año, según cifras de las Naciones Unidas.

Purana:

La búsqueda de una madre

Nancy Cortez, la madre de la asesinada y desaparecida Paola Alvarado.

SRF/Aileen Díaz

Nancy Cortez conoce las consecuencias del feminicidio: “Soy mamá de Paola Alvarado. Fue asesinada en 2018. Su cuerpo nunca fue encontrado. Por eso hoy busco a mi hija”, dice con voz ronca el hombre de 57 años. El asesino de Paola se reunió con la madre soltera para pedir dinero, admitió, pero hasta el día de hoy no ha dicho dónde está Paola. «Le encontraron un pequeño rastro de sangre de mi hija. Por eso lo condenaron a 14 años de prisión. Mi hija Paola dejó un hijo. Él tenía 17 años cuando ella desapareció, ahora tiene 21, estudia. Para él soy su madre, su padre, su abuela, todo”, dice Nancy.

La nueva ley da esperanza a los familiares

Nancy es integrante de la Asociación de Familiares y Víctimas de Feminicidio de Chile. La pequeña asociación tiene sólo catorce miembros, pero han logrado grandes cosas: con el apoyo de la parlamentaria comunista Carol Carriola, junto con otros activistas, los miembros de la asociación en Chile presionaron para que se aprobara una nueva ley que pronto entrará en vigor. La ley es revolucionaria en varios aspectos: por primera vez en Chile, existen pagos de compensación para los dependientes de las víctimas de feminicidio: pagos de manutención para los hijos de mujeres asesinadas. Porque si la madre está muerta y el padre está en prisión por asesino, los hijos muchas veces acaban con sus abuelos. En este caso, los hijos deberían recibir el equivalente a 170 francos mensuales hasta los 18 años. En Chile, esto corresponde a un tercio del salario mensual promedio.

Una pequeña asociación cambió la ley en Chile

Por primera vez, la nueva ley define como víctimas a los miembros de la familia además de las mujeres asesinadas, dándoles protecciones especiales: protección contra despidos, por ejemplo, para madres como Nancy, cuyas búsquedas de empleo y nombramientos judiciales abundan. Tiempo. La posición de víctima es importante, dice Walter Uribe Troncoso, el único hombre del grupo: “Estuve expuesto al feminismo y lo defiendo. Por eso nos llamamos Asociación de Familiares y Víctimas de Femicidio. Esto no es venganza, sino simplemente reconocimiento. Ese día cambió todo. Lo que pasó fue peor que un terremoto. Esto arruinó a toda nuestra familia.» La hermana de Walter, la predicadora Elizabeth Uribe, tenía 55 años cuando su marido la apuñaló.

El machismo es un problema social

«En una sociedad tan patriarcal, a muchos no les importa cuando mueren las mujeres». Walter dice que los castigos por feminicidio son demasiado indulgentes y abordan el machismo que aún prevalece en América del Sur. De los 25 países con mayores tasas de feminicidio a nivel mundial, 14 están en América Latina y el Caribe. Y: de hecho, el número de feminicidios en América Latina ha aumentado en los últimos años, como lo demuestra un estudio de la Organización de Mujeres de las Naciones Unidas. El número de feminicidios en Chile también está aumentando.

Walter Uribe Troncoso, familiares de otras víctimas a su izquierda y derecha.

Purana:

Como el hombre antimachista

Walter Uribe Troncoso dice pensativo y confiado: «Soy víctima de un asesinato feminista y lo mantengo. El asesinato de su hermana Elizabeth cambió profundamente la vida de Walter.

SRF/Aileen Díaz

La hermana menor de Carol, Doris Lord, era paramédica. Murió a los 24 años tras recibir un disparo en la cabeza con el arma reglamentaria de su compañero, policía de profesión. «Sí, la maté, ¿y qué?», ​​le dijo más tarde, dice Carroll. «Lo liberaron. Estaba protegido por toda la policía. Mi hermana fue retratada como loca en los medios», dice Carol. Los honorarios legales del asesino fueron cubiertos por su empleador, la policía chilena, y ahora está de nuevo en las calles. como policía.

Ya hemos perdido a nuestras esposas. Desafortunadamente, nunca la volveremos a ver. Pero podemos reducir el sufrimiento futuro.

«Ya hemos perdido a nuestras hijas. Desafortunadamente, nunca las volveremos a ver. Pero tal vez podamos disminuir el sufrimiento. Cuando pierdes a un ser querido por enfermedad o accidente, aceptas que duele pero que es parte de la vida. Pero cuando Si matan a su ser querido, es difícil de entender… Lo único que desearía es que no le pasara a nadie más», dice Carol, que tiene treinta y tantos años y ahora estudia derecho y ayudó a redactar la nueva ley. .

Lord Carroll sostiene un cuadro que representa a una mujer.

Purana:

«¡Nunca más!»

Carol Lord quiere justicia para Doris. Después de la muerte violenta de su hermana pequeña, Carol ahora quiere convertirse en abogada para ayudar a los familiares de víctimas de feminicidio en los tribunales.

SRF/Aileen Díaz

Graves acusaciones contra la justicia chilena

Los familiares que se ven obligados a valerse por sí mismos son agencias gubernamentales que protegen a los presuntos delincuentes. Carol, Walter y Nancy hacen serias acusaciones. ¿El sistema de justicia chileno no está tomando suficientemente en serio el tema del feminicidio? El ministro de Justicia, Luis Cordero, dijo a SRF News: “La nueva ley es un importante paso adelante para Chile. Todavía queda mucho por hacer en lo que respecta a la violencia de género, pero el hecho de que esta ley haya sido aprobada por el Parlamento demuestra que existe voluntad de mejorar nuestro sistema legal.

Para Carol, Walter, Nancy y otros, la nueva ley es sólo el comienzo. Quieren continuar la lucha contra el feminicidio – en memoria de Paola, Elizabeth y Doris.

READ  Proyectores Christie Cinema ejecutan el nuevo multiplex chileno Muvix Talca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio