Acogiendo la petición de varios lectores, respecto a tener mas fotos de Constitución, pondremos esta sección con fotos antiguas del Constitución que ya se fué, pero que permanece en el recuerdo de muchos maulinos de mediana edad. También sirve para que los maulinos mas jóvenes conozcan el pueblo de sus antepasados.

Esta imagen del ayer nos muestra un falucho en el sector de La Poza. Este es uno de los símbolos de la actividad mas antigua de Constitución, que fue la construcción naval. En las riberas del Maule se establecieron los vascos con astilleros, iniciándose la desaparición de la vegetación nativa, además de la desaparición de los indígenas de estas tierras.


Uno de los innumerables faluchos que salieron al mar para nunca mas volver, quedó inmortalizado en esta toma de muy buena calidad que muestra esta mole de madera, cargado y remolcado hacia la barra del Río Maule por botes a remo, se distinguen los dos mástiles típicos de la embarcación y las velas plegadas sobre la carga.


Este es un falucho tal como fueron las primitivas embarcaciones que se construyeron en los numerosos astilleros maulinos. En este caso es un ejemplar de pocas dimensiones, ya que existieron desde 12 a 26 metros de eslora o largo, las velas son del tipo vela cuadra con una vela principal y la de la popa que se llama baticulo. Para estas construcciones navales bastante rudimentarias, ya que sólo son botes de grandes dimensiones, se utilizó la especie común en esta zona que fue el roble maulino, conocido como hualo o hualle y cuyo nombre científico es el de Nothofagus Leoni.


Este falucho anclado frente a la estación de FFCC está con las velas desplegadas, con la tripulación a punto de navegar, con todas las condiciones para efectuar una larga navegación hacia el norte del país. Esto se hacía sin instrumentos y sólo guiados por las estrellas, en lo cual eran expertos estos tripulantes , como lo fueron los changos que habitaron esta zona. En el falucho se colocaba una bomba de sentina artesanal que después se devolvía junto con los tripulantes, cuando no les ocurría algún percance. La tradición era que ningún falucho volvía a su lugar de origen.


Aquí vemos un modelo a escala que se encuentra en el museo de Constitución, montado sobre dos trozos de roble maulino, cuya corteza característica es con escamas que se desprenden del tronco, es un árbol que no crece recto, sino que se retuerce produciendo codos y curvas que eran empleadas para darle forma a la embarcación. Esta especie ya no está presente en bosques de la zona sino como ejemplares aislados, dejados por la gran expansión de las plantaciones de pino radiata, que crece mas rápido y permite utilidades a las empresas que han ido decreciendo al igual que la calidad de vida de la gente de la zona.

ver página siguiente

Volver a la página principal